Cercanos y prestos a servir

Cercanos y prestos a servir

Por: Equipo de Comunicación de Cáritas Habana

Fotos: Hanoi M. Ferrer y Rachel S. Diez

Una pequeña representación de Cáritas Habana participó del acompañamiento que se realiza con los damnificados por la tormenta tropical Idalia, en la zona sur de la arquidiócesis de La Habana, específicamente en Playa Guanímar, perteneciente a la provincia de Artemisa, un sitio afectado con anterioridad en 2022 por el huracán Ian.

Habana4

Desde la ocurrencia de los eventos, el voluntariado de la Parroquia de la Purísima Concepción y San Agustín de Alquízar asumieron los levantamientos de daños y la distribución de las ayudas. Con el Ian ya se lamentaban las caídas de varias casas, las pérdidas de techos y de pertenencias de los pobladores de Playa Guanímar. A partir del reconocimiento de las principales afectaciones, se gestó una ayuda por etapas que incluyó, en un primer momento, módulos de alimentos y aseo, arroz de donación y en momentos más recientes, lonas para cubrir los techos, así como los clavos y cortes de soga para sujetarlas.

Habana2

Hasta el momento se han entregado 65 lonas, que si bien no resuelven el problema infraestructural de las viviendas, representan un alivio importante frente a las lluvias y las inclemencias del tiempo. En ese acompañamiento se comprobó que, para cuidar estos recursos, muchos beneficiarios retiran las lonas y las colocan exclusivamente cuando hay pronósticos de fuertes lluvias y temporales en pos de prolongar su durabilidad.

Habana5 1

Tras el paso de Idalia, la ayuda fue fundamental, pues aunque el agua no subió tanto como con Ian, sí fue suficiente para que los dos ríos que rodean la localidad se unieran; lo que junto a la entrada del mar, provocó que se mojaran efectos electrodomésticos, colchones, refrigeradores, ropas y demás recursos vitales. Algunos pobladores fueron evacuados y antes de ello depositaron sus pertenencias en partes altas de sus respectivas viviendas. Aun así no hubo modo de pronosticar que el agua llegaría a niveles tan altos, dada la conjunción inesperada de los ríos con el mar.

Habana3 1

A ello sumemos que tienen dificultades con el abasto de agua potable, pues la turbina que abastece la playa se rompió y su reparación resulta muy costosa. Afortunadamente, algunos han podido abastecerse con pipas o gracias a la intervención de personas amigas de las fincas aledañas, quienes les facilitan el acceso a sus fuentes del líquido vital.

Habana6

Se pudo constatar que las personas de Playa Guanímar desean recuperarse y que ya comenzaron a utilizar las ayudas que los donantes, tan generosamente, les han enviado. Ellos se sienten agradecidos, confortados, pero principalmente con el ánimo que brinda saber que no han sido abandonados. Esto es muy importante, máxime si conocemos que en el pueblo abundan adultos mayores solos, sin familiares cercanos.

Habana1

El equipo de Cáritas Habana se prepara para llegar próximamente a núcleos familiares con otras ayudas.

Impactos: 0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *