Respuesta a emergencias y ayuda humanitaria

programa de respuesta ante situaciones de catástrofes y de atención a casos sociales

Respuesta a emergencias y ayuda humanitaria

Desde los años noventa, en que fue fundada Cáritas Cuba, esta ha participado en la totalidad de las emergencias provocadas por fenómenos meteorológicos en esta nación de elevados riesgos de este tipo.

Las intervenciones humanitarias de la institución constan, por lo general, de dos etapas: la primera que responde a las necesidades básicas de las personas y familias damnificadas (abastecimiento de agua, alimentos y asistencia de primera necesidad) y la segunda, mucho más prolongada, que persigue la rehabilitación y la reconstrucción de los hogares y el entorno afectado.

En los últimos años aumentan las intervenciones de Cáritas ante situaciones de emergencias debido a que la nación figura entre las de mayores afectaciones de América Latina y el Caribe ante el incremento de las lluvias y marejadas por el cambio climático.

Nuestro trabajo aspira a que las personas a quienes acompañamos logren prevenir, mitigar y enfrentar los desastres naturales y sus efectos de forma efectiva y oportuna. Para ello trabajamos siguiendo el protocolo de nuestro plan nacional de emergencias, que reúne las experiencias acumuladas por años y los aprendizajes adquiridos gracias a la cooperación fraterna con las Cáritas de la Región América Latina y El Caribe.

Desde nuestra oficina también recibimos y acompañamos a personas en situaciones de sufrimiento por disímiles causas, las que requieren una escucha personalizada para la implementación de acciones como: apoyo para diligenciar soluciones ante las circunstancias en que se encuentran, asesoría legal, acompañamiento y otras necesidades.

Aunque la oficina de coordinación nacional de Cáritas Cuba no trabaja directamente con las parroquias y comunidades, siempre mantiene sus puertas abiertas para acoger a personas en dificultades, escucharles, consolar y aliviar sus carencias y sufrimiento de manera puntual, un actuar que se reproduce en cada una de las oficinas diocesanas de todo el país.

Según las estadísticas de 2021, más de 5500 personas recibieron apoyo de Cáritas en estas dos líneas de acción (ya fuera por emergencia o por ayuda humanitaria), junto a 1578 familiares. Este quehacer se logró con el apoyo de más de un centenar de voluntarios.

Respuesta a Emergencias y Ayuda Humanitaria

Nuestra organización en Imagenes.

Impactos: 32