Banner General

Texto y Fotos: Melissa Cordero Novo

magnoliatrinidad
Los pobladores están acostumbrados a la furia del río. Cuando amenaza, suben los colchones encima de los escaparates y amarran alrededor todo cuanto quepa. Debajo queda aquello que después pueden lavar.

Pero esta vez el agua cubrió sin compasión los pisos, escaló las paredes y solo se detuvo al nivel de los techos; esta vez, dice Magnolia, «subió hasta donde la gente no pensaba y todas las pertenencias se mojaron».

El agua se retiró lentamente cuando el huracán se alejó —hubo hogares donde la inundación permaneció durante dos días— pero dentro todo quedó cubierto de lodo. «Lo que más pudimos hacer fue ayudar a la gente a sacar el fango, había mucho... ayudar a limpiar, a dar ánimo. Y fue difícil, muchas personas perdieron casi todas las pertenencias».

La noche de “Irma” Magnolia se resguardó por voluntad, junto a unas treinta personas de Caracusey, en unas oficinas donde el presidente del Consejo de Defensa autorizó. «El lugar no era el mejor, también entró agua, se mojó el suelo donde la gente tenían puestos sus colchoncitos y no teníamos baño ni sitio donde cocinar. La señora de al lado nos prestó un servicio sanitario, pero era de barro con un piso en malas condiciones y solo permitía pasar a algunas mujeres. Mi hijo salió a mitad de la tormenta a buscar algo caliente para los viejitos y los niños; regresó con pan. Mi esposo se encargó entonces de conseguir leche, la hervimos y la repartimos entre todos los que estábamos allí. Mucho más tarde en la noche, el Consejo nos llevó cinco libras de arroz y dos de frijoles crudos.

»Cuando nos dimos cuenta de los niveles que estaba tomando el agua, algunos jóvenes, tres o cuatro, salieron en medio del huracán a colaborar con las personas mayores, que son numerosas en el pueblo y ya no pueden salvar sus cosas o salir a tiempo como antes. Y yo di gracias a Dios porque todos eran muchachos de la comunidad, y me dio mucha alegría ver que fueran tan piadosos, que no fueran egoístas, que estuvieran atentos a las necesidades de los demás.

»Ya después, con la calma, empezamos a recuperarnos. Fue increíble cómo la gente reconocía a Cáritas como la primera que llegó con módulos en auxilio de los damnificados. No es la primera vez que Cáritas arriba de primero y esta vez de únicos, prácticamente. Se pudo ayudar a más de 82 familias y todo el mundo multiplicó, compartió, invitó a otros. Hay casas con familias muy numerosas, 10 o más personas, a esas les decíamos, “bueno al menos para que le den a los ancianos y a los pequeños”.

»El agua potable tuvo gran demanda, pues el pozo de Caracusey también se encuentra en zona de inundación y el agua se contamina. Hay mucha gente agradecida con la Iglesia, y con la vida, a pesar de que yo, últimamente, veo un poco de deterioro en las personas, de agobio, de sentimientos de anulación, de quedarse detrás, no todo el mundo tiene el impulso de ir adelante ante un problema. Lo otro grave fue que a la semana de “Irma” aliviaron las presas y el río nos volvió a entrar».

Magnolia Santiesteban Hernández vivía antes en Pueblo viejo, una zona apartada en el Escambray de Cienfuegos. En 2002, luego de haber conocido al Padre Geovanni Paz y que este le hablara sobre las necesidades específicas de Caracusey, decidió mudarse allí con su familia. «Desde entonces soy animadora de comunidad, pero también he sido Ministro de la Eucaristía y siempre he ayudado en lo que ha hecho falta, pues la presencia del sacerdote era una vez al mes: para la misa, la catequesis, la formación de adultos, de bautismo».

Cerca de esos años, clausuraron el central del poblado y cerraron 20 escuelas, la mayoría rurales. Cuenta Magnolia que la gente tuvo que empezar a viajar más lejos para trabajar y a los niños las aulas le quedaron más distantes, algunos incluso tenían que cruzar el río para poder asistir a clases y entonces regresar en la sesión de la tarde se les hacía muy difícil. Ante esa necesidad comunitaria, y como parte de la Iglesia, Santiesteban Hernández comenzó un proyecto de culinaria y otras actividades manuales, de valores y juegos a estudiantes de primaria.

«Cuando llevábamos un tiempito trabajando contamos con la ayuda de Cáritas, que le dio un poco más de forma a aquello. Tuvimos una demanda tremenda, en un momento llegamos a albergar 25 niños y ya no podíamos con uno más, es un trabajo muy fuerte. Tampoco lo hacía yo sola, ahí se involucró Yaíma, que ayudaba mucho en la cocina, y la mamá de una de las niñas. Otra cosa maravillosa que tiene el taller es el encuentro, una vez al mes, con los padres, porque llevamos misión a la familia. Hay que realizar mucho trabajo, porque las personas no conocen el evangelio y hay que enseñarles poco a poco. Todo esto se ha convertido en un reto muy grande y muy fuerte».

A Magnolia le preocupa que las personas no cuenten con un lugar seguro donde evacuarse y resguardar las pertenencias si otros eventos meteorológicos asecharan, «antes se usaba la escuela de Caracusey, pero ya está muy deteriorada», me dice, «hay muchos adultos mayores en el pueblo, y más de 100 casas vulnerables, que no pueden irse a cualquier parte y que les da pena molestar a los vecinos de la parte alta, quienes han recibido a los amigos la mayoría de las veces. Hubo algunos que se quedaron parados en el parque hasta que el agua se fuera para poder regresar a sus casas».

En estos momentos el taller de GDH que anima Magnolia no ha podido volver a funcionar, «hay mucha humedad, el piso está en malas condiciones, el terreno cedió y queremos hacer una limpieza bien grande antes de que los niños regresen».

Magnolia habla casi sin hacer pausas, es certera y me mira con ojos que convencen. «A veces me siento medio dividida —confiesa—, la misión me ocupa un espacio grande. A mí me gustan mucho los niños y ellos llevan bastante atención, así que, Dios mediante, quiero seguir, aunque pienso que deben formarse otras personas para que en la comunidad todo no dependa de una sola».

Los pobladores de Caracusey están acostumbrados a la furia del río, están acostumbrados a colocar sus posesiones en lo alto si viene una tormenta, están acostumbrados a limpiar el lodo que el agua trae, pero Irma los asustó demasiado, les robó demasiado. Magnolia solo se puso seria cuando me habló de esa noche.

Escribir un comentario

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.
Código de seguridad
Refrescar

¿Dónde estamos?

Cáritas Cuba

Presidente: Mons. Dionisio García Ibáñez.
Directora: Maritza Sánchez Abillud
Dirección: 512 Calle D, e/21 y 23 ave.
Vedado, Plaza de La Revolución, 11400.
La Habana, Cuba.
Teléf: (+53)78333048/ (+53)78303031/ (+53)78312796
Correo:
caritascuba@caritascuba.org

Diócesis de Pinar del Río

Presidente: Mons. Juan de Dios Hernández Ruiz
Director: José Vicente Concepción Robaina
Dirección: 160 Este Calle Máximo Gómez, e/ Rafael Ferro y Comandante Pinares.
Pinar del Río, 20100.
Pinar del Río, Cuba.
Teléf: (+53)48728135
Correo:
caritaspr@obipinar.co.cu

Diócesis de La Habana

Presidente: Mons. Juan García Rodríguez
Directora: Migdalia Dopico Paz
Dirección: 553 Calle Calzada, e/ C y D Vedado.
Plaza de la Revolución, 10400.
La Habana, Cuba.
Teléf: (+53)78339555/ (+53)78333800
Correo:
caritashabana@iglesiacatolica.cu

Diócesis de Matanzas

Presidente: Mons. Manuel Hilario de Céspedes y García Menocal
Director: Jorge Luis Díaz Durán
Dirección: 123 Calle Calzada, e/ 276 y 278 Vedado.
Matanzas, 40100.
Matanzas, Cuba.
Teléf: (+53)45243611/ (+53)45243611
Correo:
caritasmt@obimatanzas.co.cu

Diócesis de Santa Clara

Presidente: Mons. Marcelo Arturo González Amador
Director: José Ignacio García Retana
Dirección: 13 Calle Unión, e/ Buenviaje y Céspedes.
Santa Clara, 50100.
Villa Clara, Cuba.
Teléf: (+53)42283165/ (+53)42208243
Correo:
caritassc@diocesisdesantaclara.org

Diócesis de Cienfuegos

Presidente: Mons. Domingo Oropesa Lorente
Directora: Carmen María Nodal Martínez
Dirección: 3705 Ave 54, e/ 37 y 39.
Cienfuegos, 50100.
Cienfuegos, Cuba.
Teléf: (+53)43519925
Correo:
contcaritas@obicienfuegos.co.cu

Diócesis de Ciego de Ávila

Presidente: Mons. Mario Eusebio Mestril Vega
Director: Roberto Luis Armas Carbonell
Dirección: 8 Calle Cuba, e/ Marcial Gómez y Abraham Delgado.
Ciego de Ávila, 65100.
Ciego de Ávila, Cuba.
Teléf: (+53)33223057
Correo:
caritasca@obiciego.co.cu

Diócesis de Camagüey

Presidente: Mons. Wilfredo Pino Estévez
Directora: María Rosa Rodríguez Aguilar
Dirección: 20 Calle San Pablo, e/ San Rafael y Pobre.
Camagüey, 70100.
Camagüey, Cuba.
Teléf: (+53)32284663
Correo:
caritasca@obiciego.co.cu

Diócesis de Holguín

Presidente: Mons. Emilio Aranguren Echeverría
Director: Manuel Martínez Hernández
Dirección: 11 Calle Peralejo, esq. Parque.
Peralta, Holguín, 80400.
Holguín, Cuba.
Teléf: (+53)32284663/ (+53)24468187
Correos:
caritasho@obiholguin.co.cu/ manolom@obiholguin.co.cu

Diócesis de Bayamo-Manzanillo

Presidente: Mons. Alvaro Beyra Luarca
Director: Leonardo Manrique González
Dirección: 52 Calle Saco, esq. Céspedes.
Bayamo, Granma, 85100.
Granma, Cuba.
Teléf: (+53)23427271 ext. 122
Correo:
caritasbm@obibayamo.co.cu

Diócesis de Santiago de Cuba

Presidente: Mons. Dionisio García Ibáñez
Directora: Ana María Piñol Navarrete
Dirección: 568 Castillo Duany (Santa Lucía), e/ San Agustín y Clarín.
Santiago de Cuba, 90100.
Santiago de Cuba, Cuba.
Teléf: (+53)22626749
Correo:
caritasstgo@arzsantiago.co.cu

Diócesis de Guantánamo-Baracoa

Presidente: Mons. Silvano Pedroso Montalvo
Directora: Maribel Sánchez Abillud
Dirección: 812 Calle Paseo, e/ Cuartel y San Gregorio.
Guantánamo, 00000.
Guantánamo, Cuba.
Teléf: (+53)21323504/ (+53)21323505/ (+53)21323506
Correo:
caritasg@obigtmo.co.cu

Contáctenos

Trabajos relacionados

Contáctenos


   512 Calle D, e/ 21 y 23 ave. Vedado, Plaza de La Revolución, 11400. La Habana, Cuba.


Pinar del Río


Presidente: Mons. Juan de Dios Hernández Ruiz

Director: José V. Concepción Robaina 

Dirección: Máximo Gómez No. 160 Este e/ Rafael Ferro y Comandante Pinares. Pinar del Río. CP 20100

Teléfono: (+53)48728135

Correos: caritaspr@obipinar.co.cu


La Habana


Presidente: Mons. Juan García Rodríguez,

Directora: Migdalia Dopico Paz

Dirección: Calzada No. 553 e/ C y D Vedado, Plaza. La Habana.

Teléfonos: (+53)78339555   |  (+53)78333800

Correo: caritashabana@iglesiacatolica.cu   


Matanzas


Presidente: Mons. Manuel Hilario de Céspedes y García Menocal

Director: Jorge Luis Díaz Durán  

Dirección: Calle 123 e/ 276 y 278, C.P. 40100

Teléfono: (+53)45243611

Correo: caritasmt@obimatanzas.co.cu 


Cienfuegos


Presidente: Mons. Domingo Oropesa Lorente

Directora: Carmen María Nodal Martínez 

Dirección: Ave. 54 # 3705 e/ 37 y 39,  Cienfuegos

Teléfono: (+53)43519925

Correo: contcaritas@obicienfuegos.co.cu


Santa Clara


Presidente: Mons. Marcelo Arturo González Amador

Director: José Ignacio García Retana 

Dirección: Unión No. 13 e/ Buenviaje y Céspedes. Santa Clara, Villa Clara. CP 50100

Teléfonos: (+53)42283165    |   (+53)42208243

Correo: caritassc@diocesisdesantaclara.org  


Ciego de Ávila


Presidente: Mons. Juan Gabriel Díaz Ruiz

Director: Roberto Luis Armas Carbonell 

Dirección: Cuba No. 8 e/ Marcial Gómez y Abraham Delgado.  Ciego de Avila.  CP 65100

Teléfono: (+53)33223057

Correo: caritasca@obiciego.co.cu


Camaguey


Presidente:Mons. Wilfredo Pino Estévez

Directora: Maria Rosa Rodríguez Aguilar 

Dirección: San Pablo No. 20 e/ San Rafael y Pobres. Camagüey  CP 70100

Teléfono: (+53)32284663

Correo:


Holguín


Presidentes: Mons. Emilio Aranguren Echeverría y  Emérito Mons. Héctor Luis PeñaGómez

Director: Manuel Martínez Hernández 

Dirección: Peralejo No. 11 esq. Parque, Rpto. Peralta, Holguín. CP 80400

Teléfonos: (+53)24423219   |  (+53)2468187

Correos: caritasho@obiholguin.co.cu


Bayamo-Manzanillo


Presidente: Mons. Alvaro Beyra Luarca

Director: Leonardo Manrique González

Dirección: Saco No. 52 esq. Céspedes, Bayamo, Granma. CP 85100

Teléfono: (+53)23427271 ext. 122

Correo: caritasbm@obibayamo.co.cu


Santiago de Cuba


Presidente: Mons. Dionisio García Ibáñez

Directora: Ana María Piñol Navarrete 

Dirección: Castillo Duany (Santa Lucía) No. 568 e/ San Agustín y Clarín. Santiago de Cuba. CP 90100

Teléfono: (+53)22626749

Correo: caritasstgo@arzsantiago.co.cu


Guantánamo-Baracoa


Presidente: Mons. Silvano Pedroso Montalvo

Directora: Maribel Sánchez Abillud 

Dirección: Paseo No. 812 e/ Cuartel y San Gregorio, Guantánamo.

Teléfonos: (+53)21323504   |  (+53)21323505   |    (+53)21323506

Correo: caritasg@obigtmo.co.cu


Which is your favorite phone?
Votos Totales:
Primer Voto:
Ultimo Voto:
2491
HoyHoy132
AyerAyer200
SemanaSemana1543
MesMes2491
TodoTodo2491
Cáritas Cuba © 2020 Todos los derechos reservados