Banner General

Por Melissa Cordero Novo
Fotos: Mariela Warens


Caidade arboles cienfuegos


Cuando al día siguiente preguntamos en las comunidades cómo habían pasado las dos noches de viento y lluvia intensas que trajo el huracán Irma a Cienfuegos, la mayoría respondió: rezando. Rezaron cuando la oscuridad se hizo más intensa, rezaron cuando el agua entró sin cesar en los templos, cuando se escurrió por las paredes e hinchó las antiguas puertas de madera; rezaron cuando los árboles se desplomaron en los patios como si fuesen figuras de papel, rezaron cuando las casas más débiles se movieron al compás de las rachas, cuando cayeron al suelo algunas tejas, algunas puertas, algunos techos; cuando la falta de fluido eléctrico obligó a cocinar todo el alimento reunido y luego impidió la cocción de otros, cuando el agua limpia comenzó a escasear...

Caritas CienfuegosNosotros nos habíamos presentado en Cáritas el lunes temprano en la mañana. En un inicio no sabíamos de qué manera ayudar mejor y más rápido, pero con Carmen María al frente y las ansias de hacerlo, se encontró la forma adecuada.

Días antes ya se había reunido el Equipo Solidario de Emergencia, que tenía orientaciones precisas de cómo actuar en estos casos, gracias a los cursos recibidos con anterioridad. Se habían hecho compras de alimentos, agua y artículos de higiene; llamadas y coordinaciones; recargas a celulares del personal movilizado. Cáritas Cienfuegos estaba atento y preparado para enfrentar a Irma.

Entonces amaneció ese día después de todo el desastre. Tras el contacto de rigor en la oficina diocesana, nos dividimos en grupos y comenzamos a recorrer varios sitios ubicados al norte de la provincia, para así conocer cuáles habían sido los daños y las necesidades básicas en que podríamos auxiliar.

De inmediato se comenzó la comunicación con todas las diócesis del país, y muchas de ellas, sobre todo las de las zonas más afectadas, llamaron también a Cienfuegos. Para el mediodía, durante la contabilización de los casos, nos dimos cuenta de que los perjuicios en la Perla de Sur no habían sido catastróficos, habían ocurridos derrumbes parciales y totales, más la urgencia general e inmediata era de alimentos y aseo personal.

En Cartagena, municipio de Rodas, visitamos la sede del taller «Rayito de sol», perteneciente al programa Aprendiendo a Crecer. La casona del siglo XIX resistió milagrosamente. Las maderas, húmedas aún, se removieron de su sitio, se resintieron algunas vigas, entró el agua tempestuosa al sitio donde los niños se sientan a crear y dejó estragos peligrosos. La siembra del patio, que representaba una ayuda, desapareció. Un vecino, del otro lado de la cerca, les alcanzó a las hermanas coordinadoras, mientras conversábamos, algunas calabazas, pues las siembras habían recorrido unos 10 metros con los vientos. Encima de unas mesas había decenas de aguacates, los últimos que probarían de su cosecha, así como una buena cantidad de limones. Otro vecino les había traído un poco de arroz, la familia de al lado les dio unos boniatos para el almuerzo... así se ayudaban entre todos, como podían.

Una de las hermanas, María Eugenia, o Manyú como cariñosamente le llaman, nos contó que había amarrado la turbina del agua a la mata de limón, para asegurarla, y tuvo que salir a mitad de la tempestad, porque el limonero se elevaba del suelo llevándose consigo la soga y la turbina. «Lo que vivimos fue tremendo, aquí el viento fue muy fuerte», nos repetían a cada rato, y el nerviosismo por no saber con seguridad cuándo volverían a tener agua potable y luz eléctrica hacía que las cosas se volvieran más frenéticas. Todas temían por «sus niños», como les llamaban, por su situación, por el golpe que significaría, sobre todo en los pueblos rurales, este huracán.

Mayte y Justo son un matrimonio que vive en una modesta casa situada en La Lolita (también municipio de Rodas) muy cerca de la carretera. Mayte es una deMayte las beneficiarias del Taller «Lazos de amor y amistad». Las dos noches de lluvias, el empuje de los vientos y la persistencia del comején en la madera, hizo que la puerta principal se separara del marco. Cuando llegamos, colaban café en un fogón artesanal de carbón, alrededor, toda cosecha que era su sustento también estaba en el piso.

Mayte corrió a saludarnos, nos tomó de la mano y nos llevó para que viéramos su mata de chirimoyas en el suelo, los plátanos, sus sembrados caídos. Justo nos decía: «estamos aquí, eso es lo importante». Antes de irnos Mayte quiso tirarse una foto junto al televisor, aún sin corriente. Para ella era una gran alegría verse en la pantalla de la cámara. Mariela (la Coordinadora de Aprendiendo a crecer en la Diócesis de Cienfuegos) apretó el obturador.

El miércoles llegamos a Cumanayagua casi al mediodía. Cuando entramos a la casa de Marita, animadora del taller «JOLOPI», ella le daba el último vaso de agua a su esposo, que estaba sentado junto a la puerta en una silla de ruedas. Yo creo que Dios quiso que llegáramos en ese momento y que pudiéramos auxiliar, horas más tardes, para que esta familia, y otras del pueblo, tuvieran una ayuda. Creo que Dios también quiso que el jueves regresáramos a alguno de los destinos anteriores para llevar los módulos alimenticios y de aseo personal; y quiso que nos invadiera un bienestar en el alma, bienestar que sucede cuando uno desea y tiene la oportunidad de hacer el bien, de acompañar, de servir.

En el resto de la semana, todo rincón de la sede de Cáritas Cienfuegos se fue llenando, poco a poco, de alimentos. Crecieron las pilas de bolsas de leche, las cajas de agua, de galletas y espaguetis, de aceite, puré de tomate y jabón. El equipo, como hormigas, no paró de sacar cuentas, anotar en las planillas los vales, separar los módulos, envolverlos, colocarlos en jabas y cajas, y luego pegarles un papel por fuera donde con plumón azul escribían el destino. En un espacio de cinco metros cuadrados, aproximadamente, podía leerse: Ciego de Ávila, Lajitas, Abreus, Cartagena, Arimao, Guabairo, La Habana, Pedrera, etc.

También hubo estrés, algunos se aturdieron por la vorágine, hubo que detenerse en ciertos momentos y recapitular, hubo que respirar, calmarse, conversar, hubo fallos y aciertos, pero nadie se desvió de su tarea; y todos los días, sin importar la hora en que se hubiese terminado la jornada anterior, se regresó temprano a la mañana siguiente.

Irma fue una prueba, una dolorosa, pero sirvió para consolidar más este camino de servicio que algunos han escogido.

 

__________________________________________________________________________________

Usted puede ser parte del ministerio caritativo de nuestra institución. Ante la situación de emergencia que aún sacude a Cuba, tras el paso del huracán Irma, instituciones hermanas nos ayudan para recibir donaciones monetarias desde el exterior. Estas son sus direcciones:

Catholic Relief Service:https://www.crs.org/

Friends of Caritas Cubana: http://friendsofcaritascubana.org/IrmaRelief2017

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

¿Dónde Estamos?

Diócesis de Pinar del Río

Presidente: Mons. Juan de Dios Hernández Ruiz
Director: José Vicente Concepción Robaina
Dirección: Máximo Gómez No. 160 Este e/ Rafael Ferro y Comandante Pinares. Pinar del Río. CP 20100
Teléfono: 0148728135
Correo: caritaspr@obipinar.co.cu

Cáritas Cuba

Presidente: Mons. Dionisio García Ibáñez.
Director: Maritza Sánchez Abillud
Dirección: Calle D, #512, e/21 y 23, Vedado, Plaza de La Revolución, La Habana, Cuba
Teléfono: 078333048/ 078303031/ 078312796
Correo: caritascuba@caritascuba.org

Diócesis de La Habana

Presidente: Mons. Juan García Rodríguez
Directora: Migdalia Dopico Paz
Dirección: Calzada No. 553 e/ C y D Vedado, Plaza. La Habana.
Teléfonos: 078339555/ 078333800
Correo: caritashabana@iglesiacatolica.cu

Diócesis de Matanzas

Presidente: Mons. Manuel Hilario de Céspedes y García Menocal
Director: Jorge Luis Díaz Durán
Dirección: Calle 123 e/ 276 y 278, C.P. 40100
Teléfono: 0145243611

Diócesis de Santa Clara

Presidente: Mons. Marcelo Arturo González Amador
Director: José Ignacio García Retana
Dirección: Unión No. 13 e/ Buenviaje y Céspedes. Santa Clara, Villa Clara. CP 50100
Teléfonos: 0142283165/ 0142208243

Diócesis de Cienfuegos

Presidente: Mons. Domingo Oropesa Lorente
Directora: Carmen María Nodal Martínez
Dirección: Ave. 54 # 3705 e/ 37 y 39, Cienfuegos
Teléfono: 0143519925

Diócesis de Ciego de Ávila

Presidente: Mons. Mario Eusebio Mestril Vega
Director: Roberto Luis Armas Carbonell
Dirección: Cuba No. 8 e/ Marcial Gómez y Abraham Delgado. Ciego de Ávila. CP 65100
Teléfono: 0133223057

Diócesis de Camagüey

Presidente: Mons. Wilfredo Pino Estévez
Directora: María Rosa Rodríguez Aguilar
Dirección: San Pablo No. 20 e/ San Rafael y Pobre. Camagüey CP 70100
Teléfono: 0132284663

Diócesis de Holguín

Presidente: Mons. Emilio Aranguren Echeverría
Director: Manuel Martínez Hernández
Dirección: Peralejo No. 11 esq. Parque, Rpto. Peralta, Holguín. CP 80400
Teléfonos: 0124423219/ 0124468187

Diócesis de Guantánamo-Baracoa

Presidente: Mons. Silvano Pedroso Montalvo
Directora: Maribel Sánchez Abillud
Dirección: Paseo No. 812 e/ Cuartel y San Gregorio, Guantánamo.
Teléfonos: 0121323504/ 0121323505/ 0121323506

Diócesis de Santiago de Cuba

Presidente: Mons. Dionisio García Ibáñez
Directora: Ana María Piñol Navarrete
Dirección: Castillo Duany (Santa Lucía) No. 568 e/ San Agustín y Clarín. Santiago de Cuba. CP 90100
Teléfono: 0122626749

Diócesis de Bayamo-Manzanillo

Presidente: Mons. Alvaro Beyra Luarca
Director: Leonardo Manrique González
>
Dirección: Saco No. 52 esq. Céspedes, Bayamo, Granma. CP 85100
Teléfono: 0123427271 ext. 122

colecta 2020 pequeño

Noticias Relacionadas
facebook 1youtube3twitterinstagram 1
Cáritas Cuba
Dirección
Calle D, #512, e/21 y 23, Vedado, Plaza de La Revolución La Habana, Cuba
Contactos
Tef.078333048/ 078303031/ 078312796
Email: caritascuba@caritascuba.org

Diócesis


Pinar del Río


Presidentes: Mons. Juan de Dios Hernández Ruiz

Director: José V. Concepción Robaina  [+]


La Habana


Presidentes: Mons. Juan García Rodríguez,

Directora: Migdalia Dopico Paz [+]


Matanzas


Presidente: Mons. Manuel Hilario de Céspedes y García Menocal

Director: Jorge Luis Díaz Durán   [+]


Cienfuegos


Presidente: Mons. Domingo Oropesa Lorente

Directora: Carmen María Nodal Martínez  [+]


Santa Clara


Presidente: Mons. Marcelo Arturo González Amador

Director: José Ignacio García Retana  [+]


Ciego de Ávila


Presidente: Mons. Juan Gabriel Díaz Ruiz

Director: Roberto Luis Armas Carbonell  [+]


Camaguey


Presidente:Mons. Wilfredo Pino Estévez

Directora: Maria Rosa Rodríguez Aguilar  [+]


Holguín


Presidentes: Mons. Emilio Aranguren Echeverría y  Emérito Mons. Héctor Luis PeñaGómez

Director: Manuel Martínez Hernández  [+]


Bayamo-Manzanillo


Presidente: Mons. Alvaro Beyra Luarca

Director: Leonardo Manrique González [+]


Santiago de Cuba


Presidente: Mons. Dionisio García Ibáñez

Directora: Ana María Piñol Navarrete  [+]


Guantánamo-Baracoa


Presidente: Mons. Silvano Pedroso Montalvo

Directora: Maribel Sánchez Abillud  [+]