Banner General

Caritas Cuba acompanamiento madres hogares vulnerables reflexion Tony Pino familias Cienfuegos junio 2022

Notas después de un encuentro con madres de beneficiarios de talleres del Programa Grupos de Desarrollo Humano (GDH), en la Diócesis de Cienfuegos; el cual acompaña a niños, adolescente y jóvenes en riesgo de exclusión social, y a sus familiares.

 

Texto: Tony Pino V.
Foto: Lorena María Espinosa Palenque

Cienfuegos, 25 de julio de 2022— A veces es bueno regresar a la infancia dibujando una casita. Incluso desde la adultez, aquella nuestra primera casa dibujada sigue siendo un diminutivo, algo muy pequeño que cabe en un sueño. La pregunta, entonces, giraría en torno a la posibilidad de que los sueños nunca se realicen. O quizás en torno a los impedimentos que hemos colocado, consciente o inconscientemente, para que los sueños sigan siendo sueños diminutos y escondidos.

Las casas son, en su mayoría, elementales como los esbozos de la niñez. El techo a dos aguas sostenido por la fachada que, a modo de rostro, exhibe la puerta como una boca y las ventanas como ojos. Una madre dibujó una chimenea sobre el techo y otras dos lo ondularon para simular tejas. La de más allá recreó un fondo de colinas y hasta hubo una, sorprendente, que dibujó su casa como una roca. Sorprendente, valiente, llorosa, dijo: “Mi casa es una buena casa. Es un techo seguro, confortable. No vivimos mal en nuestra casa; pero no soy feliz”.

Porque hablamos de la felicidad en el encuentro. ¿Es posible ser feliz a pesar de todo? Alguien dijo que era posible ser feliz gracias a todo. Una madre dijo que la felicidad era posible por momentos, una especie de columpio en el que te sientas a la espera de estar arriba para lanzar la carcajada, y a la espera de estar abajo porque no hay manera de evitarlo. Una vida prescrita, sin fe. Una vida calculada por otros, dibujada por otros. Asumir como ley el famoso dicho: “El que nace para vaca, del cielo le cae el pienso”. Siendo así, la propia circunstancia se encarga de desmentirlo: si vivimos tiempos en los que muchas cosas escasean y otras tantas están en falta, incluido el pienso, ¿no es hora de despertar y salir de nuestra realidad bovina?

¿Cómo tener y conservar la esperanza en tiempos de crisis? ¿Qué hacer con las adversidades y cuántas y cuáles de ellas eran evitables y cuántas y cuáles inevitables? Inevitable fue, puesto que hablamos de la felicidad, que habláramos también de la esperanza. Es bueno aclarar, aunque parezca que no viene al caso, que las madres no se llevaron de vuelta las casitas que habían dibujado. Puestas a escoger, seleccionaron su color preferido para dibujar; pero luego les pidieron que lo intercambiaran con otra persona del grupo, preferiblemente desconocida. Después vino el momento del dibujo, olvidaron el contratiempo del intercambio de colores y se esmeraron en los trazos. ¿Qué hacemos con esto? Vuelta al contratiempo: intercambien los dibujos. De manera que la roca fue a parar a las manos de la que dibujó tejas, y las tejas fueron a parar a las manos de la que dibujó la chimenea. ¿Cómo es tu esperanza cuando no te gusta lo que “te toca”?

Podemos elegir estar cerrados a cal y canto o vivir, como se dice, de puertas afuera. Son elecciones extremas, dañinas, para nada equilibradas. El equilibrio se encuentra en el interior de las casas dibujadas. Se llama familia. Sin ser absolutos, puede decirse que según es la familia, así será la esperanza que traslucen sus miembros. El marinero necesita el puerto para decirse tal, de lo contrario es solo alguien a la deriva, sin nombre y sin horizontes. Hablamos también, por supuesto, de la familia. Y hubo un suspiro generalizado. Hablamos y las historias comienzan a bullir en el interior de las madres, que reviven sus capítulos y los comentan. No son tan terroríficas nuestras historias cuando salen a la luz. En el interior, parecen contradicciones. Puestas sobre la mesa, al lado de colores y manualidades, se revelan: son contrastes. Y se descubre que no pueden ser escondidos ni reprimidos. No hay razones para avergonzarse de marcar la diferencia si, al fin y al cabo, somos espejos los unos de los otros. Y los espejos solo tienen sentido cuando hay luz en la habitación. Una luz discreta, moderada, indagadora. A pleno sol, los espejos solo provocan reflejos estridentes que obnubilan y ciegan.

Llegamos a la fe, pura luz y discreta, como se pide. Hablamos de la fe sin grandilocuencias, Dios sentado como uno más en medio de nosotros, asistiendo a la vida que vivimos, viviendo la vida que vivimos, ofreciendo sus recetas irremediablemente divinas. Recetas abiertas, recetas que admiten cuanto acontecimiento o duda queramos meter en ellas, para obtener siempre el mismo plato: la vida es la vida y se disfruta mientras estamos sentados a la mesa porque es allí donde servimos y nos sirven. Si una persona nació sin brazos, debemos estar felices porque aprendió a sostener la cuchara entre los dedos de los pies para alimentarse por sí misma. E incluso más: escribir, dibujar, lanzar una pelota. Rezar... Debería existir una estampa en la que aparezca un niño rezando con las plantas de los pies unidas, en vez de la tradicional postura de rodillas uniendo las palmas de las manos. ¿Acaso rezar no es una necesidad tan elemental e imprescindible como alimentarse? Quienes rezan, piden que se multipliquen los alimentos recibidos y que obtengan pan quienes no lo tienen. Lamentablemente, olvidan casi siempre que compartir es una manera de multiplicar y procurar. Es el introito, digamos, de la justicia social. Compartir el alimento y también la experiencia, que no solo de pan vive el hombre. El hombre que tiene hambre mastica primero y habla después. Mas, por eso mismo, está dispuesto a escuchar.

Sirva la metáfora. La disfuncionalidad aceptada es una disfuncionalidad de archivo. Es una clasificación que invita a la acción mientras ata de pies y manos. La única etiqueta imprescindible que necesitan los seres humanos es la de ser humanos, sujetos privilegiados de lo divino. Siempre que hablamos de lo humano, hablamos de lo divino, aunque se ignore. Se dice que errar es de humanos y rectificar es de sabios. Tal vez, si se trata de una sabiduría iluminada. De lo contrario, se convierte en un error con ínfulas. Tanto peor. La cuestión es que existe demasiado regodeo en los errores, burdos o sabios. ¿Cómo dibujar una casita si no soy feliz? ¿Qué hacer con una casa con puertas y ventanas clausuradas? ¿Qué hacemos si nuestros sentidos están todos centrados en el error, en nuestra particular percepción del error?

Más allá de temas concretos, necesarios, sin dudas, las charlas con las madres de cualquiera de los proyectos de Cáritas son conversaciones sobre la vida y desde la vida. Merecen reverencia esas madres. Llevan la vida a flor de piel. A otras parece que la vida las ha tratado con benevolencia. Se aprende a vivir con estas charlas. Cualquiera que sea el tema, se siente el latido de la vida, a veces como huéspedes en la casita de tejas con paisaje de colinas al fondo, a veces incluso acampando al lado de la roca. Al final somos todos, sentados a la mesa, servidos y sirviendo, charlando sobre la vida. Dios mediante y de mesero.

Escribir un comentario

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.
Código de seguridad
Refrescar

¿Dónde estamos?

Cáritas Cuba

Presidente: Mons. Dionisio García Ibáñez.
Directora: Lic. Carmen María Nodal Martínez.
Dirección: 512 Calle D, e/21 y 23 ave.
Vedado, Plaza de La Revolución, 11400.
La Habana, Cuba.
Teléf: (+53)78333048/ (+53)78303031/ (+53)78312796
Correo:
caritascuba@caritascuba.org

Diócesis de Pinar del Río

Presidente: Mons. Juan de Dios Hernández Ruiz
Director: José Vicente Concepción Robaina
Dirección: Ave. Comandante Pinares #60, e/Maceo y Máximo Gómez,
Pinar del Río. CP: 20100.
Teléf: (+53)48728135
Correo:
caritaspr@obipinar.co.cu

Diócesis de La Habana

Presidente: Mons. Juan García Rodríguez
Directora: Migdalia Dopico Paz
Dirección: 553 Calle Calzada, e/ C y D Vedado.
Plaza de la Revolución, 10400.
La Habana, Cuba.
Teléf: (+53)78339555/ (+53)78333800
Correo:
caritashabana@iglesiacatolica.cu

Diócesis de Matanzas

Presidente: Mons. Manuel Hilario de Céspedes y García Menocal
Director: Jorge Luis Díaz Durán
Dirección: calle 123 #27418, e/274 y 276,
Matanzas. CP: 40100.
Teléf: (+53)45243611/ (+53)45243611
Correo:
caritasmt@obimatanzas.co.cu

Diócesis de Santa Clara

Presidente: Mons. Marcelo Arturo González Amador
Directora: Vanessa Hernández Toledo
Dirección: 13 Calle Unión, e/ Buenviaje y Céspedes.
Santa Clara, 50100.
Villa Clara, Cuba.
Teléf: (+53)42283165/ (+53)42208243
Correo:
csantaclara01@gmail.com

Diócesis de Cienfuegos

Presidente: Mons. Domingo Oropesa Lorente
Directora: Ana Isabel Palenque Guillemí
Dirección: 3705 Ave 54, e/ 37 y 39.
Cienfuegos, 50100.
Cienfuegos, Cuba.
Teléf: (+53)43519925
Correo:
caritasci@obicienfuegos.co.cu

Diócesis de Ciego de Ávila

Presidente: Mons. Mario Eusebio Mestril Vega
Director: Roberto Luis Armas Carbonell
Dirección: 8 Calle Cuba, e/ Marcial Gómez y Abraham Delgado.
Ciego de Ávila, 65100.
Ciego de Ávila, Cuba.
Teléf: (+53)33223057
Correo:
caritasca@obiciego.co.cu

Diócesis de Camagüey

Presidente: Mons. Wilfredo Pino Estévez
Directora: María Rosa Rodríguez Aguilar
Dirección: calle Independencia #64 ,
e/ San Rafael y Pobres,
Camagüey. CP: 70100. .
Teléf: (+53)32284663
Correo:
caritasca@obiciego.co.cu

Diócesis de Holguín

Presidentes: Mons. Emilio Aranguren Echeverría y
Obispo Auxiliar Mons. Marcos Pirán
Director: P. Emilio Rafael Fernández Pintado
Dirección: 11 Calle Peralejo, esq. Parque.
Peralta, Holguín, 80400.
Holguín, Cuba.
Teléf: (+53)24471139/ (+53)24468187
Correos:
caritasho@obiholguin.co.cu/ manolom@obiholguin.co.cu

Diócesis de Bayamo-Manzanillo

Presidente: Mons. Alvaro Beyra Luarca
Director:
Dirección: 52 Calle Saco, esq. Céspedes.
Bayamo, Granma, 85100.
Granma, Cuba.
Teléf: (+53)23427271 ext. 122
Correo:

Diócesis de Santiago de Cuba

Presidente: Mons. Dionisio García Ibáñez
Directora: Ana María Piñol Navarrete
Dirección: 568 Castillo Duany (Santa Lucía), e/ San Agustín y Clarín.
Santiago de Cuba, 90100.
Santiago de Cuba, Cuba.
Teléf: (+53)22626749
Correo:
caritasstgocuba@gmail.com

Diócesis de Guantánamo-Baracoa

Presidente: Mons. Silvano Pedroso Montalvo
Directora: Maribel Sánchez Abillud
Dirección: 812 Calle Paseo, e/ Cuartel y San Gregorio.
Guantánamo, 00000.
Guantánamo, Cuba.
Teléf: (+53)21323504/ (+53)21323505/ (+53)21323506
Correo:
caritasg@obigtmo.co.cu

Contáctenos

Trabajos relacionados

Contáctenos

Cáritas Cuba
 

   512 Calle D, e/ 21 y 23 ave. Vedado, Plaza de La Revolución, 11400. La Habana, Cuba.


Pinar del Río


Presidente: Mons. Juan de Dios Hernández Ruiz

Director: José V. Concepción Robaina 

Dirección: Ave. Comandante Pinares #60, e/Maceo y Máximo Gómez, Pinar del Río. CP: 20100

Teléfono: (+53)48728135

Correos: caritaspr@obipinar.co.cu


La Habana


Presidente: Mons. Juan García Rodríguez,

Directora: Migdalia Dopico Paz

Dirección: Calzada No. 553 e/ C y D Vedado, Plaza. La Habana.

Teléfonos: (+53)78339555   |  (+53)78333800

Correo: caritashabana@iglesiacatolica.cu   


Matanzas


Presidente: Mons. Manuel Hilario de Céspedes y García Menocal

Director: Jorge Luis Díaz Durán  

Dirección: calle 123 #27418, e/274 y 276, Matanzas. CP: 40100

Teléfono: (+53)45243611

Correo: caritasmt@obimatanzas.co.cu 


Cienfuegos


Presidente: Mons. Domingo Oropesa Lorente

Directora: Ana Isabel Palenque Guillemí

Dirección: Ave. 54 # 3705 e/ 37 y 39,  Cienfuegos

Teléfono: (+53)43519925

Correo: caritasci@obicienfuegos.co.cu


Santa Clara


Presidente: Mons. Marcelo Arturo González Amador

Directora: Vanessa Hern{andez Toledo 

Dirección: Unión No. 13 e/ Buenviaje y Céspedes. Santa Clara, Villa Clara. CP 50100

Teléfonos: (+53)42283165    |   (+53)42208243

Correo: csantaclara01@gmail.com  


Ciego de Ávila


Presidente: Mons. Juan Gabriel Díaz Ruiz

Director: Roberto Luis Armas Carbonell 

Dirección: Cuba No. 8 e/ Marcial Gómez y Abraham Delgado.  Ciego de Avila.  CP 65100

Teléfono: (+53)33223057

Correo: caritasca@obiciego.co.cu


Camaguey


Presidente:Mons. Wilfredo Pino Estévez

Directora: Maria Rosa Rodríguez Aguilar 

Dirección: calle Independencia #64, e/ San Rafael y Pobres, Camagüey. CP: 70100

Teléfono: (+53)32256800

Correo:


Holguín


Presidentes: Mons. Emilio Aranguren Echeverría y  Emérito Mons. Héctor Luis PeñaGómez

Director: P. Emilio Rafael Fernández Pintado

Dirección: Peralejo No. 11 esq. Parque, Rpto. Peralta, Holguín. CP 80400

Teléfonos: (+53)24471139 

Correos: caritasho@obiholguin.co.cu


Bayamo-Manzanillo


Presidente: Mons. Alvaro Beyra Luarca

Director: 

Dirección: Saco No. 52 esq. Céspedes, Bayamo, Granma. CP 85100

Teléfono: (+53)23427271 ext. 122

Correo:


Santiago de Cuba


Presidente: Mons. Dionisio García Ibáñez

Directora: Ana María Piñol Navarrete 

Dirección: Castillo Duany (Santa Lucía) No. 568 e/ San Agustín y Clarín. Santiago de Cuba. CP 90100

Teléfono: (+53)22626749

Correo: caritasstgocuba@gmail.com


Guantánamo-Baracoa


Presidente: Mons. Silvano Pedroso Montalvo

Directora: Maribel Sánchez Abillud 

Dirección: Paseo No. 812 e/ Cuartel y San Gregorio, Guantánamo.

Teléfonos: (+53)21323504   |  (+53)21323505   |    (+53)21323506

Correo: caritasg@obigtmo.co.cu

Vanessa Hernández Toledo

¿Qué crees de nuestro sitio?
  • Votos: (0%)
  • Votos: (0%)
  • Votos: (0%)
  • Votos: (0%)
  • Votos: (0%)
Votos Totales:
Primer Voto:
Ultimo Voto:
88069
HoyHoy205
AyerAyer214
SemanaSemana1617
MesMes3471
TodoTodo88069
Cáritas Cuba © 2020 Todos los derechos reservados